Candidiasis intestinal, ¿qué es?

La candidiasis intestinal es una infección localizada en el intestino producida por hongos y aunque existen diferentes variedades de cándida, generalmente es producida por el Candida Albicans.

La Candida albicans es una levadura que está presente de forma natural en la microbiota intestinal y en equilibrio junto a otros microorganismos, encargados de mantener las funciones de barrera protectora de la microbiota y contribuyendo a la buena salud del organismo. candidiasis-intestinal-qué-es

Cuando se altera el equilibrio de la microbiota, algo que puede ocurrir con bastante facilidad por diferentes motivos, se puede generar un sobre crecimiento del hongo.

Es importante que se actúe de manera rápida tanto en la identificación como en el tratamiento, para evitar que llegue al torrente sanguíneo y pueda afectar a otros órganos.

Síntomas de sufrir candidiasis intestinal

El hongo Cándida es una levadura que desprende toxinas en el torrente sanguíneo y tiene un efecto muy dañino en el sistema nervioso y el sistema inmune, por lo que puede llegar a afectar al bienestar físico, mental y emocional.

El azúcar e hidratos de carbono sirven de alimento para la cándida, por lo que contribuyen a su continuo desarrollo; y debido a que es posible que el cuerpo nos pida consumir estos tipos de alimentos; aún la alimente más y consiga proliferar de tal manera que agota el sistema inmunológico.

Algunos de los síntomas que se pueden tener en una candidiasis intestinal son:

  • Depresión y/o ansiedad
  • Cansancio y malestar general
  • Confusión mental
  • Dolores de cabeza y mareos
  • Lengua blanca
  • Permeabilidad intestinal
  • Gases y flatulencias
  • Diarreas y/o estreñimiento
  • Distensión abdominal
  • Ardor estomacal
Te puede interesar  Funcionamiento de Vitaplus Boulardii y su eficacia en diarreas

Factores desencadenantes de la candidiasis intestinal

Existen algunos factores que pueden favorecer el desarrollo de la candidiasis, entre los que encontramos:

  • Alteración del equilibrio de la microbiota
  • Consumo continuado de algunos medicamentos como antibióticos o corticoides
  • Periodos de estrés
  • Alimentación. Las dietas con alto contenido en azúcares o sustancias como el alcohol, pueden favorecer el desarrollo de la levadura al servirle de alimento
  • Alteración del sistema inmunitario
  • Algunas enfermedades digestivas como la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa o Síndrome de intestino irritable o de otro tipo como la diabetes o hipotiroidismo

¿Cómo se trata la candidiasis intestinal?

El tratamiento contra la candidiasis intestinal debe ser personalizado, pues depende mucho de los síntomas que aparezcan. Así, este puede pasar por un tratamiento antimicótico, por la toma de probióticos o el seguimiento de una dieta antifúngica.

En este caso, y como ocurre con la mayoría de las enfermedades, la alimentación juega un papel fundamental en la recuperación del individuo. Con el objetivo de erradicar las levaduras y devolver la normalidad a la microbiota intestinal, primero se suele seguir una dieta bastante estricta para desintoxicar el organismo y favorecer la eliminación de los hongos.

Beber abundante agua y recurrir a comidas ligeras es lo más habitual. Es aconsejable no consumir o reducir en la medida de los posible los alimentos ricos en azúcares, productos con levadura y almidón, alcohol, cafeína, refrescos, harinas y cereales refinados, lácteos o embutidos. En su lugar, se debe dar prioridad a los alimentos probióticos y prebióticos, las semillas, las verduras frescas, los germinados, las carnes blancas, el pescado o las legumbres.