Higiene íntima durante la candidiasis

Mantener una correcta higiene íntima durante la candidiasis es esencial para mejorar esta infección. En casi el 90% de los casos, es producida por un hongo llamado Candida albicans, que se caracteriza por la aparición de flujo abundante, de color blanquecino y aspecto grumoso y por una sensación de prurito (picor).

¿Qué es la candidiasis?

La candidiasis producida por el hongo Candida albicans, se produce cuando este hongo, presente de forma habitual en la microbiota vaginal, crece de forma descontrolada al producirse un desequilibrio en el equilibrio de la microbiota vaginal. higiene-íntima-durante-la-candidiasis

Esto sucede en situaciones en las que el sistema inmunitario está más débil y, por lo tanto, favorece el crecimiento del hongo. Nuestro sistema inmune se puede debilitar como consecuencia de la toma antibióticos o corticoides, por diabetes o por una higiene inadecuada.

Se trata de una infección muy común en las mujeres, sobre todo en embarazadas. Se calcula que un 75% de las mujeres la sufren, al menos, una vez en la vida.

Para tratar una candidiasis, lo primero que se debe hacer es acudir al ginecólogo para que le diagnostique si padece este tipo de infección y prescriba el tratamiento adecuado.

El cuidado íntimo diario es esencial para prevenir infecciones, pero también hay que cuidar la higiene íntima durante la candidiasis.

Es importante saber que cuando nos referimos a higiene íntima, siempre estamos hablando de higiene íntima externa, el interior de la vagina no hay que limpiarla, ya que, de forma natural se encarga de hacerlo a través del flujo vaginal. Hay que tener cuidado, porque el uso de un gel de higiene en la zona íntima con un pH no adecuado, puede contribuir al desarrollo de infecciones vaginales, alterando el equilibrio de la microbiota vaginal y dañar su función de barrera protectora, permitiendo el crecimiento o colonización de patógenos.

Te puede interesar  Todo lo que tienes que saber sobre el resveratrol

¿Por qué padecemos este tipo de infecciones?

La Cándida albicans es el hongo responsable de la mayoría de las infecciones vaginales de la mujer. Esto se debe a que la microbiota vaginal normal está compuesta por una mezcla de hongos entre los que se encuentra este y algunas especies de Lactobacillus (estos evitan que los hongos tengan un crecimiento excesivo).

El equilibrio que existe entre los diferentes microorganismos de la microbiota vaginal, puede alterarse ocasionando un crecimiento desmedido o anormal de cándida o la penetración de este en capas celulares más profundas de la cavidad vaginal, ocasionando síntomas y signos propios de una infección por hongos.

Síntomas de las candidiasis

Es importante conocer los síntomas de la candidiasis vaginal para así recurrir al ginecólogo, quien determinará cuál es el tratamiento indicado según la gravedad.

Estos síntomas pueden ser moderados o leves, entre los más comunes podemos mencionar:

  • Sarpullido vaginal.
  • Molestias y dolores vaginales.
  • Irritación y picazón de la vulva y vagina.
  • Secreción vaginal de aspecto húmedo y líquido.
  • Secreción de apariencia espesa, sin olor y de color blanco.
  • Ardor durante las relaciones sexuales o al orinar.
  • Inflamación o enrojecimiento de la vulva.

En muchos casos esta es una infección que se puede complicar por múltiples razones:

  • Si estamos en etapa de gestación.
  • Sufrimos de diabetes no controlada.
  • Cuando se ha sufrido de cándida unas tres o cuatro veces en un mismo año.
  • Nuestro sistema inmune está débil.

¿Cómo se trata la candidiasis?

Además de prestar atención a la higiene íntima durante la candidiasis, hay diferentes tratamientos que dependen de la gravedad y frecuencia de la infección y lo más importante a la hora de que el médico determine el medicamento más adecuado es, distinguir el tipo de infección que se padece, para así combatirla de manera efectiva.

>Cuando los síntomas son leves o moderados:

Suele emplearse un antifúngico vaginal al día por un periodo de tres a siete días, lo cual suele ser suficiente para tratar la candidiasis.

También es posible que se utilicen antifúngicos orales y de dosis única.

Te puede interesar  Consejos para una correcta higiene íntima de la mujer

>Cuando los síntomas son graves o la candidiasis es de manera frecuente

Un antifúngico vaginal al día y por un periodo máximo de dos semanas. Después, puede que el médico le indique una dosis única una vez por semana durante seis meses.

En ocasiones, el médico puede prescribir más de un antifúngico oral para tomarlo junto con el tratamiento vaginal o solo el tratamiento oral.

Consejos para cuidar la higiene íntima durante la candidiasis

Es recomendable utilizar ropa interior que sea 100% algodón y no tan ajustadas, que permita la transpiración.

Se debe evitar la humedad en la zona íntima, es decir, secarse bien tras una ducha o piscina y no estar con ropa interior húmeda mucho tiempo, esto favorece el crecimiento de hongos.

Una buena dieta rica en probióticos disminuye de manera considerable la recurrencia de candidiasis, ya que estos favorecen el equilibrio de bacterias y hongos y mejoran el sistema inmune.

Utilizar productos de higiene íntima durante la candidiasis adecuados y que respeten la zona íntima. El pH vaginal normal es ácido, pero cuando hay una infección vaginal por hongos, aumenta el grado de acidez, puesto que el hongo Candida albicans se desarrolla en un medio ácido. Higiene íntima durante la candidiasis 1

Por esta razón, se aconseja utilizar productos con pH alcalino (6.0 – 8.5) para contrarrestar esa acidez.

En PlusQuam Pharma acabamos de lanzar ACTIFEMME ÍNTIMO ALCALINO, un gel suave dermoprotector con pH 8 para la higiene íntima durante la candidiasis o infección por HONGOS.

Gracias a sus ingredientes activos calmantes y su pH 8, ayuda a prevenir irritaciones de la zona íntima y aporta una agradable sensación de frescor, suavidad y confort durante todo el día. El aliado ideal para tu higiene íntima durante la candidiasis.

Su fórmula contiene Aceite del Árbol del Té (Melaleuca alternifolia), Extracto de Hoja de Olivo (rico en Oleuropeina, polifenoles y flavonoides), Bisabolol y Aloe Vera, que ayudan a calmar el picor, escozor e irritaciones de la piel causadas por las infecciones, además de proteger e hidratar.

ACTIFEMME ÍNTIMO ALCALINO ha sido ginecológicamente y dermatológicamente testado.